• Etiquetas

  • Publicaciones Anteriores

  • CyT Comunicaciones

    CyT Comunicaciones: los valores como la clave del éxito

    El aniversario de CyT Comunicaciones es también una celebración de la amistad: los socios fundadores se conocieron en sus años universitarios, cuando cursaban la carrera de ingeniería electrónica. Esa pasión por cimentar vínculos duraderos, se refleja hoy en el alma de la empresa, que prioriza tanto la calidad brindada a sus clientes, como la que ofrece a sus colaboradores, apostando al desarrollo de sus recursos y su permanencia en la compañía. Aun siendo una pyme en un mercado signado por los gigantes tecnológicos, tiene entre sus principales clientes a empresas como Aluar, Banco de la provincia de Buenos Aires, Chrysler, Droguería Suizo Argentina, Grupo Carsa (Musimundo), HDI Seguros, Mercedes Benz, Nobles del Sur, Shell, Techint y Telefónica, entre otros. 

    En el año 1990, Jorge y Ariel, ambos en relación de dependencia, decidieron armar una empresa que trabaje en el campo de la tecnología en comunicaciones. Mientras el contexto socioeconómico desalentaba a los emprendedores, ellos apostaban a un proyecto propio, que pegaría su gran salto con la introducción en el mercado argentino del primer sistema de Operadora Automática desarrollado y fabricado localmente, el Derivador Automático de Llamadas (DAL), con un resultado de más del 90% de efectividad en la detección de tonos y pulsos. Jorge Grabina, Director Comercial de la compañía, lo traduce en primera persona: “CyT era el sueño cumplido de tener nuestra propia empresa, y por eso lo hicimos con una fuerza emprendedora muy importante, porque no hay que olvidarse que estábamos en plena época de los años 90 cuando la desocupación pasó del 6% al 20%. La verdad, es que en ese momento ni en nuestros delirios más importantes imaginábamos que 25 años después íbamos a seguir teniendo la misma empresa, y haber logrado el crecimiento que logramos”.

    Ese espíritu emprendedor inicial, continuó a lo largo de estas dos décadas y media, y hoy forma parte del valor agregado de sus servicios, tal como lo explica Ariel Hepner, Director de Operaciones de CyT: “La compañía empezó siendo una empresa de ingeniería, de hardware y software, y lo fue durante mucho tiempo. Recién en los últimos diez años dejamos de fabricar hardware para dedicarnos sólo al valor agregado del software,  esto nos da mucha cintura para adaptarnos a cada cliente. Es lo que hoy nos diferencia de nuestros competidores, porque nos basamos en el concepto de solución, que implica todo un asesoramiento e ingeniería previa a la implementación del proyecto, y también un amplio servicio de post-venta. Muchas veces, eso no tiene que ver con el contrato firmado, sino con nuestra filosofía de que todo esté en línea, funcionando para nuestros clientes”.

    CyT Comunicaciones tuvo su primera sede gracias a la generosidad de un familiar de Ariel, que les prestó una oficina vacía dentro de su empresa. Esa confianza que alguna vez les permitió crecer, es la misma que hoy le dedican a los recursos humanos de la compañía. Así lo explica Raúl Farré, Gerente Comercial de CyT y mentor de muchas de esas personas:“Desde 1991 soy parte de CyT. En ese entonces, todos hacíamos de todo, desde capacitar a la gente, hasta ir a pagar los impuestos. Aún en ese contexto, en el que el futuro era incierto, nos pusimos la meta de ser visionarios. Decidimos sumar gente, y apostar a que iban a crecer junto con la compañía. Durante diez años, supervisé la parte técnica, que era como una escuela, y vi desarrollarse a muchas de esas personas. Hoy, algunos colaboradores cumplen dos décadas en la empresa con sólo 40 años de edad. Siguen con la camiseta puesta, y dan un servicio de excelencia. Más de la mitad de los empleados tiene 10 años de antigüedad, creo que eso habla mucho de cómo somos”.

    cytlineadetiempo

    CYT se ha instalado en el mercado Regional, con presencia en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Cuba, Paraguay, Perú y Uruguay, a través de la constante innovación y desarrollo de soluciones para las telecomunicaciones, ofreciendo los siguientes productos:

     

    ·        ORION Contact Center

    ·        DAL RECORDER

    ·        DAL IVR

    ·        DAL Discador

    ·        DAL Mail

    ·        Fax Server

    ·        DAL Social Media

     

    En una industria marcada por las estrategias de marketing y publicidad, la compañía se diferencia por consolidar su marca a partir de los resultados. Quienes pertenecen al ámbito de los Centros de Contacto, han corroborado a lo largo de los años que la calidad humana de sus integrantes es mucho más que una estrategia de marketing, y que además esa exigencia de excelencia como carta de presentación y garantía, se aplica también a su innovación constante y calidad de servicio.

     “En estos 25 años, el modelo de negocio que prevalece en el mercado fue mutando, en gran parte por las reglas que marcan las grandes empresas de tecnología y soluciones. Eso hace que la situación sea más compleja para una pyme como CyT, pero a la vez nos da un valor diferencial, porque nuestra estructura nos permite adaptarnos rápidamente a las necesidades de nuestros clientes, lo que además nos impulsa a innovar constantemente. Pero a su vez, estamos donde estamos porque no hacemos las cosas de una manera aleatoria, sino basándonos en nuestros Fundamentals: la seriedad, el compromiso y la calidad de nuestros servicios a lo largo del tiempo. Esos son nuestros pilares, nuestro sustento, y es lo que le queda a los clientes”, afirma  Raúl Farré. 

    Ariel Hepner, coincide y resume como esos fundamentos se convirtieron en la columna vertebral que sustenta 25 años de coherencia: “Todo lo que nosotros desarrollamos, sale con niveles de calidad óptimos, porque es una de nuestras prioridades. Desde el año 2008 la compañía certificó sus procesos en la norma ISO 9001, y seguimos recertificándonos hasta el día de hoy. Esa política nos permitió ser ordenados, cumplir en tiempo y forma con nuestros proyectos, y brindar un servicio de excelencia. Es una prioridad que se traslada a todo el equipo de la empresa, que también está comprometido no sólo con las normas de calidad, sino con el objetivo de mejora continua. La seriedad, la calidad y el compromiso son los valores en los que creemos, y constituyen la esencia de CyT, la que se ha mantenido intacta a lo largo de estos 25 años”.

    Compartir en Redes Sociales